El sueño de escribir: Rake M. de Levalois

Lunes, y volvemos con mi sección favorita de este modesto blog (¿aún no os habéis suscrito? ¡Vamos, que es gratis!). Hoy nos visita una escritora novel que acaba de publicar su primer libro (pero que lleva mucho tiempo escribiendo): Rake M. de Levalois. 

Conocí a Rake por casualidad. Es más… Fue ella quien me reconoció a mi en el mundo 1.0 (y mis mejillas coloradas). Desde entonces la seguí también en Twitter y cada día que pasa me cae mejor y me encandila. Es más… Yo ya tengo su libro en mi kindle para sumergirme en su lectura durante este verano. 

Os dejo con ella. 😉

  1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

Pues la verdad es que pocas. Creo…Eso sí, soy prácticamente incapaz de escribir en la tablet o el móvil, es como si se me reseteara el cerebro. Sólo puedo hacerlo en papel con lápiz o pluma, nunca boli o en el ordenador, preferiblemente en silencio, sobre la cama con laspiernas cruzadas y a oscuras. Mi fisioterapeuta me ama por esto.

2. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

Ufffff… es que empecé muy pronto y es algo que hago casi compulsivamente, pero… si no me equivoco, uno enorme que me regaló mi abuelo con los cuentos de Hans Christian Andersen. Poco después cayeron en mis manos David Copperfield, Miguel Strogoff, Sandokan, El príncipe mendigo, la bibliografía completa de Julio Verne… Aunque el que más recuerdo es, indudablemente el mejor libro de fantasía escrito jamás, “La historia interminable”.

3. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar? 

“La Divina comedia” y “El Silmarillion”. En ambos, en la página 14 ya me quería morir.

4. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos? ¿Cuál fue tu primera historia?

Jajajaja, pues la verdad es que varios de mis primeros poemas están en mi libro, “Luna de Obsidiana”. El primer relato que escribí se llamaba “En un mundo de sueño”, a los ocho años y por desgracia no la conservo.

5. ¿Cómo decides el título de tus obras?

La verdad es que no lo pienso demasiado, suele saltarme al cerebro y así lo dejo.

6. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Me dejo llevar por la historia totalmente. Muchas veces no sé lo que he escrito hasta que termino y lo leo.

7. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro? Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

¡Lo admito! Jajajajajaja. Probablemente la revisión, que es interminable. Por mucho que leas, releas y vuelvas a empezar otra vez con una lupa, siempre se te escapa algo. Eso sí que es una auténtica historia interminable.

8. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro?

“Por fin, joder” y un inmenso orgullo que pocas veces había sentido antes.

9. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno? ¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

Pueeees… (saliendo humo de los engranajes del cerebro) sí. A los 15 años escribí una pequeña obra de teatro sobre una casa encantada y el rey de los fantasmas (de cuyo nombre no quiero acordarme) era tan malo malísimo, plano y sin matices que me costaba un montón escribir su parte.

10. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

Empecemos con lo bueno siempre que además es de lo que más hay. El orgullo propio por haberlo conseguido, el de la gente que te quiere, la profunda satisfacción de un trabajo terminado, de ver tu trabajo ahí, donde siempre debió estar. En las páginas de ese libro que es el fruto de tu sudor, de tus lágrimas, de tus sonrisas, tus ilusiones y tu todo.

¿Lo peor? Darse cuenta de las pocas oportunidades que la mayoría del público y las editoriales dan a los escritores noveles a los cuales, en vez de animar, frustran por no tener nombre aunque les sobre calidad.

11. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

Pues te parecerá un sueño raro, pero me gustaría demostrar que Dios no existe. Ninguno. Quizás así muchos de los problemas que hay en el mundo desaparecerían. También me gustaría estudiar psicología (esto es un poco más normal, así piensas que sólo estoy medio loca) me fascina la mente humana. ¡Ah! Y escribir algo relacionado con las leyendas del rey Arturo. Soy una incondicional de la materia.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido

 Una película El ejercito de las tinieblas

 Un deporte Natación

 Un color Azul Klein

 Una canción Sweet child o’mine

 Un grupo de música Guns and Roses

 Un actor/actriz Kevin Spacey/Meryl Streep

 Una ciudad Edimburgo

 Comida favorita Pizza

 Una estación Primavera

 Un adjetivo para definirte ¿Friki es un adjetivo?

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

“Luna de obsidiana” es un libro en el que he amistado la poesía tradicional con la moderna conservando el primigenio sentido de la poesía: su oralidad. Nace para ser recitada y por eso está tan cuidada la rima, la sonoridad y la prosodia. La obra contiene unos versos que no dejarán indiferente a nadie, sea amante del género o no.

Por otro lado, los relatos son intensos, absorbentes, con una temática variada que aleja el hastío de la lectura. Profundamente descriptivos, pero con un ritmo nada solemne que conseguirá hacer que el lector se sienta inmerso en ellos hasta el punto de sentir realmente que lo está viviendo. Que puede verlo.

A que os habéis quedado con ganas de más… Pues dad click aquí y sumergiros en su Luna de Obsidiana. Bicos y sed felices