Cuando los sueños se hacen realidad: Sant Jordi 2017

Como ya sabéis llevo escribiendo desde que era muy, muy pequeña… tanto que ni recuerdo cuando comencé. Escribir ha sido siempre algo que formaba parte de mi. Pero no fue hasta mediados de junio del 2015 cuando mi primer libro salió a la luz. Remiendos del pasado fue el ejemplo claro de que si luchas, si persistes, los sueños se hacen realidad… Y al final, también de eso habla ese libro. Luego, en julio de 2016 salió mi adorado Sueño de Cristal que me ha dado tantas alegrías que no tengo ni palabras. Estuvo entre los favoritos para ser finalista del Concurso Amazon Indie 2016, es finalista de los premios Eriginal Books y muchísimos blogs (Mil gracias a todos) lo recomendaron como libro imprescindible del 2016 (incluso muchos que no se definen como amantes del género románico).

Mil alegrías, mil sueños que se van cumpliendo, tantos lectores que nunca me hubiera imaginado… Y, de pronto, cuando aún no hace ni dos años que empecé a publicar me llega la invitación a participar en Barcelona en una caseta de Sant Jordi, firmando mis libros… Fue increíble. Y cuando me dijeron que sería en plena Rambla de Catalunya… Es todo un sueño. ¿Qué escritor no quisiera estar ahí, en ese lugar, ese día, vendiendo sus libros, dedicándolos, compartiendo momentos con sus lectores, conociendo nuevos lectores?

Yo ya iba como en un nube (y no solo por toda la medicación que tenía que llevar encima debido a mis vértigos que los días anteriores me habían tenido en cama). Y sé que suena a dicho, a frase hecha, pero a mi me daba igual vender más o menos. Pero era verdad. Porque había que ser sinceros… Claro que todos esperamos llegar y arrasar, cuando publicamos un libro todos, en el fondo, deseamos que sea un éxito (y lo siento, no me creo a los que dicen lo contrario). Otra cosa es que intentemos mantener los pies en el suelo y saber la realidad.

Pues eso, a lo que iba… Que yo ya estaba feliz con estar ahí. Disfrutando de ese día en compañía de autoras que admiro mucho…. Y, de pronto, empiezan a acercarse personas que NO conozco, que entre todos los libros que había (maravillosos todos ellos) cogen los míos, leen la sinopsis, lo compraban y me pedían que se los dedicara.

Luego, por supuesto, amigos incondicionales (mis dos gallegas-catalanas), amigos de twitter que demuestran que no son solo avatares, familia que demuestra que aunque por tus venas no recorra la misma sangre son tus hermanos…

Yo solo puedo dar las gracias, primero a LXL Ediciones, a Carolina Galobardas y a todo su equipo… Y a todos vosotros que hicisteis que ese día superara con creces todas mis expectativas…

Ahora toca seguir luchando para cumplir más sueños… Y como pequeño regalo por todo lo que me habéis dado… Esta semana, si queréis alguno de mis libros (recordad que Soño de Cristal es un libro solidario y el 50% de los beneficios van para la lucha contra la violencia de genero) los gastos de envío corren por mi cuenta.

Otra vez, mil gracias. Nunca pensé que tendría tanto éxito en una ciudad que no es la mía, rodeada de grandes escritores, muchísimo más conocidas que yo… Creo que se me nota… Aún no me creo todo lo que me habéis dado. Gracias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.