El sueño de escribir: Elena Reyes

Buenos días, 

Hace mucho que no nos visita nadie a mi pequeño rincón, el Sueño de Escribir. Y es genial retomarlo con una joven escritora que tiene mucho que decir. Empecé esta sección para poner mi granito de arena en la visibilidad de autores emergentes (sobre todo indies, aunque también nos han visitado de editoriales) y conocer nuevas plumas… Y por eso estoy tan contenta de presentaros hoy a Elena Reyes. Con dos libros ya en el mercado y muchas historias en la cabeza, estoy segura que oiremos hablar mucho de ella. 

Bicos y disfrutad

 

1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

No me considero una persona muy maniática la verdad, quizás una de las cosas que más necesito cuando escribo es silencio y soledad. No puedo concentrarme si hay alguien merodeando por la habitación. Además de eso me he dado cuenta de que hay determinados lugares donde me siento más inspirada, por ejemplo un parque o mi rincón personal en casa.

2. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

No lo recuerdo con exactitud, es más, me vienen varios a la vez. Uno que se titulaba Violeta coleta o algo así, la serie de Teo, un Vikingo en el jardín y el Pequeño vampiro. Aunque si te contestara mi abuela diría que fue un libro de la enciclopedia o el periódico local.

3. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar?

Mis amigos saben muy bien que odio… Los pilares de la tierra. Y es un buen libro, lo sé, pero se me hace muy cuesta arriba porque tiene demasiada historia y parece que en vez de leer una novela estoy leyendo un manual sobre cómo construir catedrales. Dicho esto tengo que agregar que no tengo nada en contra de quien lo encuentre apasionante, para gustos colores. Al final acabé donándolo a una biblioteca pública después de más de cinco intentos.

4. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos?

Sí, a mí también me pasó eso. Supongo que nos da vergüenza o no nos sentimos preparados para exponernos a la crítica de los demás. Se supone que una vez que pasan los años la personalidad está más definida y nos sentimos más valientes. Y sí, conservo muchos de mis escritos iniciales, de hecho de vez en cuando los ojeo y me agrada saber que he mejorado desde entonces.

¿Cuál fue tu primera historia?

Pues un relato de fantasía y aventuras cuyo personaje principal estaba basado en mi hermana. Contaba la historia de una niña que iba a clase por la mañana y se dedicaba a trabajar como espía por la tarde. Lo titulé Reina de otra dimensión. Creo que solo lo leyó mi hermana y alguna vez me ha comentado la posibilidad de editarla, pero no creo que ocurra. Me daría demasiada vergüenza.

5. ¿Cómo decides el título de tus obras?

Esta pregunta es muy curiosa….¿Y si te dijera que no decido nada? Simplemente vienen y a partir de ahí genero lo
demás.

6. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Siempre suelo dejarme llevar. Alguna vez he intentado planificarlas pero cuando escribo, las letras, las
palabras y los personajes hacen lo que les da la gana. Yo me dejo llevar por ellos y gracias a eso disfruto enormemente.

7. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro?

Uff, sí, sin lugar a dudas es la peor parte.

Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

La parte más difícil y quizás la más aburrida sea el hecho de maquetar y corregir una y otra vez la historia. Te la lees tantas veces que llegas a
aborrecerla. El proceso de creación en sí es divertido, pero luego, cuando te das cuenta de los fallos y tienes que repasar mil veces y encima nunca parece que estés contento con el resultado, hasta que llega un momento en el que dices basta y la lanzas. En cuanto a la publicación, lo más difícil quizás sea que la gente te conozca y te den la oportunidad de hacerles disfrutar un rato.

8. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro? La verdad es que me hace sentir orgullo, porque no ha sido una decisión fácil lanzarse a la aventura. Pero una vez que estás dentro y aprendes a nadar ya disfrutar le acabas pillando el gusto. Curiosamente, es como si al mirar le libro estuvieras viendo un hijo, lo observas y lo mismas con el mismo cariño.

9. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno?

Bueno, en el caso del Contador de palabras odié a la primera esposa del personajes principal. No quiero desvelar el por qué para no hacer spoiler. Pero me pareció una mujer ruin y bastante cruel

¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

Diría, que hasta ahora, el mismo de mi respuesta anterior.

10. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

Mi mejor experiencia fue el día de la presentación de mi primer libro “La sonrisa del tigre”, estaba muy entusiasmada pero también muy nerviosa. Recuerdo que llegué media hora antes a la biblioteca y probé el micrófono diez veces. A media que observaba la sala tragaba saliva y me recordaba que debía disfrutar aquello, que había trabajado mucho para llegar ahí y que había sido muy valiente dando un paso al frente. Y entonces comenzó a llegar la gente y sonreí. Y ya no pude dejar de hacerlo, me relajé, lo disfruté de corazón, fue de esos momentos en los que sentí que iba a morir de alegría, de esos en los que el alma se colma.
Recuerdo que luego me estuvo doliendo la mandíbula durante días. Fue una tarde inolvidable.
Una mala experiencia, bueno, por lo que he oído no he sido a la única que le ha pasado. Resulta que cuando empiezas vas a ciegas y confías más de la cuenta en personas que quizás no son merecedoras de esa confianza. En mi caso ocurrió que publiqué el libro que antes he mencionado con una editorial granadina.
Evidentemente el pago era por adelantado. Pero cuando los libros llegaron no quedé muy satisfecha con el resultado y la solución que me dieron fue que tenía que volver a pagar de nuevo para que volvieran a rehacerlos. Evidentemente me negué, pero aún me pesa no haber pedido un ejemplar de prueba. A finales de ese mismo año rompí mi relación con ellos por no cumplir con casi nada de lo pactado. Por suerte, de estos tropezones siempre aprendes. Y a raíz de ellos decidí comenzar con Amazon.

11. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

Bueno pues solo me queda tener un hijo jajaja, pero quizás sea un poco pronto para eso ahora. De añadir, sería sin duda el sueño de viajar por el mundo conociendo a grandes escritores, sería genial estar una mañana en Dublin y por la tarde en París. Me encantaría.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido
 Una película “Orgullo y prejuicio”
 Un deporte “Voleibol”
 Un color “Naranja”
 Una canción “Que bonito, de Soraya”
 Un grupo de música “La oreja de Vangoh”
 Un actor/actriz “Emilia Clarke”, tiene una sonrisa mágica
 Una ciudad “Paris”
 Comida favorita “Cualquier cosa que incluya pasta”
 Una estación “Verano”

 Un adjetivo para definirte “Optimista”

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

Cuando leo me gusta buscar libros que me distraigan, que me inviten a soñar y a descubrir nuevas facetas de mi misma y que además que lo hagan de una forma amena, cercana, sencilla y divertida. Pues bien, eso es lo que busco plasmar cuando escribo y hasta ahora estoy bastante satisfecha con el resultado. Me gusta llegar a la gente, emocionarles, inspirarles y motivarles a divertirse un rato mientras se enamoran y viven la vida de los personajes. Es algo hermoso poder hacer feliz a los demás por un instante. Una vez leí en un sitio que lo mejor era escribir como uno habla y eso intento desde entonces. No trato de rizar el rizo, simplemente trato de contar la historia de un personaje de una forma llana para que todo el mundo la disfrute.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *