El sueño de escribir: Ismael Santiago

Ya es lunes otra vez. Y otra vez volvemos con mi apartado de “El sueño de escribir”; esta vez con Ismael Santiago, un escritor alicantino al que tuve el placer de conocer el pasado “Día del libro” en un evento que realizamos en Madrid . 

Os invito a leer su entrevista y luego echar un ojo a su página web donde podéis encontrar, desde sus redes sociales, el enlace para comprar su libro Exiliado en el futuro y muchos, muchos consejos sobre la autoedición. http://exiliadoenelfuturo.blogspot.com.es/

img-20150625-wa0002 portada-delantera-300px

 

 

 

 

 

 

  1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

No tengo manías especiales en cuanto a la redacción de mis escritos, y tampoco en relación con ese momento en el que me pongo a escribir. Puedo hacerlo en cualquier lugar: en el campo, en casa, en la habitación, el salón… El lugar no rompe con mi propia inmersión mental en lo que estoy escribiendo, como tampoco lo hace el sonido, ruido, o alboroto que pueda existir en el lugar. Elijo escribir en silencio. Pero, si no es así, puedo hacerlo igual sin restar calidad a lo que estoy imaginando. Creo que esto, es una virtud que tengo. Una gran capacidad de concentración.

2. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

En clase leímos: El secreto de la arboleda, de Fernando Lalana. Después vino el autor al colegio a darnos una charla. Recuerdo que fue emocionante encontrarnos con un escritor por primera vez.

3. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar?

Intento acabar siempre los libros que empiezo a leer, y cuando no lo consigo me fastidia mucho. Por otro lado, pienso que es muy larga mi particular lista de libros pendientes por leer y que es una pena perder el tiempo con libros que dejan de gustarme o no consiguen engancharme a su lectura.

El primer libro que tuve que abandonar y nunca he retomado su lectura, empezó a parecerme aburrido fue: El cráneo de Akenatón, de Luís Racionero.

4. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos? ¿Cuál fue tu primera historia?

Mi caso es diferente. No se definiría “escribir” a lo que hacía de pequeño. Ya que simplemente realicé algún comic. Por supuesto que conservo esas viñetas. El primer comic que hice fue de Spiderman. En el recreé la historia de cómo adquiere sus super poderes.

5. ¿Cómo decides el título de tus obras?

Cuando está terminada la obra que quiero titular, lleno unos cuantos folios con conceptos de la historia importantes. Después pruebo intercalando palabras, hasta que surge el titulo carente de dudas. Mi obra no podía haberse titulado de otra forma, no la imagino con otro nombre. Con este método di en el clavo y pienso seguir utilizándolo.

6. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Ambas cosas. Primero la planifico en mi mente. Después la escribo en sucio en el Pc, u a veces en el papel. Algo curioso es, que durante la escritura, durante el desarrollo, la historia me sorprende realizando giros inexplicables para mí. Crea personajes que no había previsto. Parece como si mi imaginación se activara en mayor medida durante el proceso de redacción, incluso más que antes, al idear la aventura original. Creo que esto sucede por la manera como escribo el primer borrador. Muy sucio, lo que me permite escribir muy deprisa, casi al mismo tiempo que mi mente ideando nuevos conceptos. A partir de aquí, reescribo infinidad de veces el texto, realizo cambios, ajusto datos, hasta dejarlo perfecto. Al hacerlo de esta manera, la emoción e intriga que siento yo mismo ideando los aspectos secundarios de la trama principal, casi espontáneamente, quedan plasmados y contagian al lector.

7. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro? Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

No podemos desvelar mucho en ella, y al mismo tiempo tenemos que causar intriga. No es que me cueste realizar más la sinopsis que la historia completa. Aunque reconozco que a veces puede llevarte semanas elegir metódicamente lo que quieres contar en ella.

La parte más complicada para mí en la publicación de un libro está en la fase de correcciones. Por suerte, aunque haya sido con la tercera edición de mi libro, he encontrado un gran corrector profesional que se ha ganado mi confianza y contaré con él para futuras novelas.

8. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro?

Adrenalina, emoción, y un subidón que me llena de energía y me impulsa a querer hacerlo llegar a los mismísimos confines del universo, para que allí pueda ser leído.

9. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno? ¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

Es cierto, suele suceder. En mi caso vivo enamorado de Ariel (los que mejor me conocen entenderán el doble sentido de esto) desde que la creé, al igual que Álex (personaje principal de mi novela).Por ahora no he odiado a ninguno de los personajes. En mis historias todavía no he creado al “malo malísimo”. Pero creo que incluso cuando lo haga, porque lo haré, me va a resultar imposible odiarlo. Los personajes a los que doy vida son “mis niños”, y aunque salgan rebeldes y no se pueda hacer nada para atraerlos al lado bueno, pienso que hay que tenerles estima.

Quizás he simpatizado menos con Nicolás Rossellini, el doctor que dirige la recuperación de Álex en el S.S.E.M, por su corta aparición en Exiliado en el futuro.

10. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

Contaré la mala primero, para quedarnos con buen sabor de boca tras mis dos respuestas.

Me cuesta encontrar una mala experiencia, porque no han existido sucesos negativos de gran magnitud desde que publiqué. Pero si tengo en mente algo que se podría citar al respecto. Al principio, publiqué Exiliado en el futuro con erratas y un lenguaje de calidad literaria discutible, no contraté una corrección profesional con lo importante que es esto. Quizás no lo hice, porque mi libro estaba dirigido en un principio a mis amigos, familiares y conocidos. Pero a las semanas de publicarlo superó mis expectativas.

Entonces nació esa espina en mi interior. Siendo una buena historia, sabía que mi novela, de algún modo, estaba limitada por esto. Pronto solucioné esto contratando los servicios profesionales de un corrector muy bueno (por ello existe una tercera edición, como he nombrado antes). Pero para ese entonces mi novela ya había cruzado el charco y generó una minoría, en cuanto a valoraciones de los lectores, un tanto negativa a pesar de que nombraban que la historia si les gustaba.

De todos modos, no me arrepiento de haber pasado por esto, como primerizo. Ya que me ha servido para aprender a que un escrito que se pretende publicar debe ser mimado y revisado metódicamente por profesionales para que el lector lo pueda disfrutar al máximo. No todo está en una buena historia.

Gracias a esas correcciones (de estilo y ortotipográfica) he aprendido mucho. Lo que también me ha servido para escribir mejor.

Pasemos a la buena experiencia. La mejor sin duda, y también de las mejores en mi vida, fue cuando en el día del libro tuve el privilegio de volver al colegio donde estudié para dar una charla como escritor, para orgullo mío y del profesorado del centro. Similar a la que un día presencié como alumno con la visita de Fernando Lalana.

Me encontré con mis antiguas aulas, mis pupitres, mis pizarras… Eso sí, todo me pareció más pequeño que antaño.

Lo vivido durante la tarde fue una experiencia máxima que quedará grabada en mí para siempre. La emoción e ilusión de los niños y maestros, la mía propia, las constantes preguntas del alumnado mostrándome todo su interés y cercanía, culminó al mostrarme unos dibujos que habían hecho expresamente para mí de Exiliado en el futuro. Y digo expresamente, porque me los regalaron. Esta ha sido la mejor experiencia hasta la fecha.

11. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

Me falta plantar un árbol y tener un niño. Sueños añadiría muchos y muy dispares. No soy hombre de apuntar sólo hacia un único objetivo.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido

Una película – Interstellar, por la similitud que puede traernos en un futuro relacionada con los viajes espaciales.

Un deporte – Futbol, porque jugué desde niño.

Un color – Rojo. Quizás Marte me llamaba incluso antes de saber de su existencia.

Una canción – Una que ahora está de actualidad: “Deja que te bese” de Marc Anthony y Alejandro Sanz.

Un grupo de música – Nickelback, por su fuerza y garra.

Un actor/actriz – Johnny Depp, por sus dramatizaciones.

Una ciudad – Madrid, por las oportunidades que te brinda, y Villena por que es mi ciudad.

Comida favorita – Muchas.

Una estación – Verano, por el Sol, la playa, el calorcito.

Un adjetivo para definirte – Uno es difícil. Entusiasta.

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

Los lectores tienen que leer mi libro porque he derramado todo mi esfuerzo en una obra que si fuera apoyada con los medios necesarios se convertiría en una novela referente dentro de la ciencia ficción. Está mal que yo mismo lo diga, pero sería un hipócrita no decir la verdad sobre lo que se me pregunta, simplemente por quedar bien o por ser políticamente correcto. Es lo que pienso. Si me animé a publicarlo, sin haber tenido infinidad de textos guardados previamente, o alguna clase de experiencia dentro de la publicación, es porque siempre he creído que la historia tiene mucha fuerza y enganche.

Amor, sentimientos, aventura, pequeñas dosis de acción, intriga… Exiliado en el futuro es una historia de ciencia ficción diferente, que poco a poco se va amoldando a todos los gustos literarios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.