Mis diez libros favoritos

MIS DIEZ LIBROS FAVORITOS

Es difícil decir cuál es tu libro favorito, es como cuando te dicen a quién quieres más si a papá o mamá, cuál de tus hijos es tu favorito… Decir un sólo libro es imposible. Al menos para mi. ¿Un top 3? Complicado. ¿Lo dejamos en mis 10 favoritos? Mejor digamos los 10 que más me han marcado. Que han significado algo en mi vida, que me han cambiado y que he leido mil veces.
Así que allí vamos. Sin orden determinado.

  1.  Rimas y Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer. Lo reconozco. Soy más de las rimas. Y me las sé casi de memoria. Imprescindible. No puedes decir que te gusta leer si no has leido este libro. Bécquer ha marcado a todos los poetas que le han sucedido. No voy a descubriros nada nuevo de él. Es, simplemente, el mejor. No hay ningún poeta como él.

  2. Orgullo y Prejuicio de Jane Austen. El claro ejemplo de que una novela romántica puede ser compleja, intensa, profunda… Jane Austen tiene una pluma maravillosa y este libro… Si no me lo he leido 100 veces no lo he hecho ninguna. Con decir que tuve que comprarme otro ejemplar porque el primero (que me regaló mi madre en una feria del libro años atrás) estaba destrozado. Eso sí, sigue ahí, en mi libreria.

  3. El amor en los tiempos del cólera de García Márquez. Nadie como él. Máximo exponente de un movimiento literario creado por Carpentier: Realismo mágico. Ya sólo con eso…

  4. Ebano de Kapuscinski. Leí este libro, perdida en mitad de Mozambique; contemplando con mis ojos, sintiendo en mi piel, lo que estaba leyendo, lo que tenia entre mis manos. Fundamental si quieres conocer algo sobre el África subsahariana.

  5. Luces de Bohemia. Valle Inclan es increible. El “esperpento” nació en este libro. Fascinante. Profundo. Irónico. Apasionante. Leerlo es una maravilla, verla representada increible.

  6. Los engranajes. Raul Hérnandez es posiblemente el mejor dramaturgo español vivo. Es dura. Mucho. Pero tan crítica, tan directa… Unos personajes tan oscuros…

  7. El pozo de Onetti. Es un relato muy corto y sin embargo… Tan intenso. No podéis no leerlo. Os daréis cuenta de como la misma escena dependiendo quién lo cuente… Es completamente diferente.

  8. Ensayo sobre la ceguera. Saramago. Reconozco que me tiraba para atrás leer este libro. Se puso muy de moda muy rápido y tengo tendencia a odiar ese tipo de modas.. Pero me alegro de haberlo cogido, haberlo leido… Es una profunda reflexión del comportamiento del ser humano.

  9. El perfume de Süskind. O como un libro puede estimular el resto de tus sentidos.

  10. La casa de Bernarda Alba, de Lorca. ¿Hace falta decir por qué? Nunca me cansaré ni de leerla ni de verla representada.

Sé que he dicho que sólo iba a poner 10. Pero, ¿Cómo no iba a meter a Neruda (aunque sólo sea por su poema numero 15 y su canción desesperada) y a Blas de Otero (y su pido la paz y la palabra)? Y en un apartado aparte, unos libros que acompañaron mi infancia (Los cinco de Enid Blinton, cuya colección guardo entera) y mi adolescencia (Mujercitas de Louisa May Alcott).

¿Cuáles son los vuestros?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.