El sueño de Escribir: José Rodríguez

Buenos días, feliz lunes… ¿estáis ya de vacaciones o como yo hasta agosto nada de nada? Sea como sea espero que estéis todos muy bien y con una sonrisa en el rostro… Y si no es así, seguro que mi nuevo invitado os la va a sacar. Se llama José Rodríguez y es de esos autores que siempre están ayudando a los demás. Y sí, lo digo por experiencia propia. Sin apenas conocerme se ha volcado en ayudarme e intentar que mis novelas tengan más visibilidad. Y no os creáis que eso lo hace todo el mundo.

¿No os ha enamorado ya? No os preocupéis, si tenéis alguna duda sobre cómo es ese gran compañero y escritor… En nada se resuelven 😉 ¡A leer! 

  1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

Escribirlo todo a lápiz, para luego pasarlo al ordenador. Aunque reconozco que ahora estoy intentando hacerlo directamente al PC; sin embargo me está costando media vida. Jajajaja.

  1. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

El Ocho, de Katherine Neville. Me fascinó y me atrapó desde el principio.

  1. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar?

La saga de la Torre Oscura, de Stephen King. Me quedé en el séptimo; se me hizo aburrido y pesado. Me salía el tal Roland por las orejas. Jajajaja

  1. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos? ¿Cuál fue tu primera historia?

Los guardo todos. Además lo mío es curioso, te cuento: Empecé a leer y a escribir, lo que se dice en serio, a los 37 años; después de sufrir un accidente, el cual me dejó la pierna derecha dos centímetros más corta y bastante torcida. Con una minusvalía del 73%. Y al no poder trabajar, se me dio por crear el blog y al gran inspector Barreiro, para pasar el rato. Luego mi querida y gran amiga Sandra Estévez, que también es una gran escritora, me animó para formar parte del cibertaller de la Asociación Kalpa, bajo las alas del gran José Losada, gran maestro y escritor; y hoy en día es mi hermano. Y desde ahí mis primeros escritos. Además siempre tengo el gran apoyo de Leticia Meroño y de Laura Martín, los cuatro me ayudan y aclaran miles de mis dudas. Sin ellos me sería imposible. Y mi primera historia fue “Tras el asesino”.

  1. ¿Cómo decides el título de tus obras?

Cuando llevo más o menos media novela escrita, intento sacar un título que tenga algo que ver con la historia. La verdad que es una de las cosas que más me cuesta, el dichoso título.

  1. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Yo te diría ambas cosas. Primero me atiborro de datos reales del tema sobre el que vaya escribir, e intento hacer una base. Lo que pasa que luego me dejo llevar, por lo que me va viniendo a la cabeza.

  1. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro? Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

Va ser que no. Jajajaja. Para mí la parte más difícil sin lugar a dudas, es la maquetación.

  1. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro?

Por fin lo he conseguido. Aunque lo más importante, son los lectores. Eso sin lugar a dudas.

  1. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno? ¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

La verdad que no he odiado a ninguno de mis personajes; soy de los que piensa, que todos nuestros personajes llevan un pedacito de nosotros. Ahora con los que menos empatizo son con los buenos, siempre tuve debilidad por los malos. Jajajaja.

  1. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

La buena el cariño y el apoyo de mis lectores. Mala de momento ninguna.

  1. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

De las que nombras no me falta ninguna, es más en lo de hijo repito, jajajajaja. Tengo dos niñas, una de 19 años y otra de 9 años.

Y añadiría viajar. Me encantaría recorrer, miles de sitios.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido

  • Una película: Seven
  • Un deporte: Futbol
  • Un color: Azul celeste
  • Una canción: No te sabría decir, hay muchas.
  • Un grupo de música: Estopa
  • Un actor/actriz: Al Pacino
  • Una ciudad: Pontevedra
  • Comida favorita: Solomillo a la plancha
  • Una estación: Primavera
  • Un adjetivo para definirte: Guerrero

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

Vivirán aventuras, llenas de casos en los que no desearían ver ni a su peor enemigo. Donde el bueno del inspector Barreiro acompañado de su fiel agente pelirroja, viajarán a lo largo de unos mundos llenos de psicópatas, asesinos, y un largo etc…para bajar a lo más profundo del infierno; y así poder darles caza. De todas formas antes si lo desean, pueden pasar por mi blog y echar un vistazo en:

tardesdelecturagratis.blogspot.es.

Y ya para despedirme, solo darte mil gracias por esta fantástica entrevista. Por tu amistad, y por tu gran ayuda y apoyo. Muchas gracias de todo corazón. Un fuerte y cálido abrazo. Nos seguimos leyendo, querida amiga.

Reseñas de Miradas Perdidas

Hola a todos,

Como sabéis el 2 de julio salió mi nueva novela, Miradas Perdidas (No me hagáis repetir eso de… ¿No lo sabes aún? ¿no lo tienes aún? Pues ya sabes, click aquí y ya es tuyo). Y ya sabéis que participo en el concurso Amazon Indie 2017. Y también sabéis que llevo desde que se publicó en el top100 de mi categoría y estuve una semana en el top100 general (todos los que os movéis por este mundillo sabéis lo difícil que es 😀 ). Y también sabéis que “he hecho una oferta que no podréis rechazar” (click aquí). Y también mi querida Reina Lectora, ¿Os la he mencionado alguna vez :p ?  hace un sorteo que no os podéis perder (info aquí). ¿Veis la de cosas que sabéis? 😀

Pues ahora… Al grano. Estas entradas me encantan… Aquí iré poniendo las reseñas que le van haciendo a Miradas Perdidas (y así también podréis ir viendo cuantos libros de Remiendos del pasado quedan disponibles 😉 ).

bicos

 

 

Y si después queréis seguir leyéndome, mirad las reseñas de Sueño de Cristal y en breve os pondré aquí las de Remiendos del Pasado.  🙂

Leer y comentar tiene regalo

Hola a todos,

¿Cómo está yendo la semana? La mía agotadora… ¡¡Y no llevamos ni dos días!! Pero entre el trabajo y la promoción de mi nuevo libro (A estas alturas ya todos sabéis que Miradas Perdidas ya está disponible aquí)…

Y hoy os vengo hablar precisamente de esto último… Sorpresaaa…. Vale, lo sé… últimamente solo hablo de esto, pero es lo que tiene acabar de sacarlo y estar participando en el concurso de Amazon.

Muchas veces os he dicho lo agradecida que estoy a los blogueros por ayudarme y hoy me he decidido a tirar la casa por la ventana. ¿Cómo?

Pues he reservado 30 36 ejemplares en papel de mi primer libro, Remiendos del Pasado para vosotros (sí, antes eran 30 pero vuelvo a mi idea original, de uno por cada año de mi vida. Al principio quería un número redondo pero visto que levanta suspicacias… Pues ya está) . ¿Cómo conseguirlos gratis? Muy fácil…

Adquiere mi libro “Miradas Perdidas”, mándame el justificante y escribe una reseña en tu blog y en Amazon… Y ya está. Bueno… no, hay una cosita más. La reseña tiene que estar subida antes del 15 de agosto. 😀

¡¡Corre que vuelan!!

Por motivos logísticos (y económicos, que no es cuestión de que me arruine) el libro en físico es solo para España… Pero, no os preocupéis, si vivís fuera me comprometo a mandároslo en digital cuando vuelva a estar disponible en Amazon. 😀

¿Os apuntáis?

Nueva lectura conjunta: El lamento de los inocentes

Viernes por fin… Bueno, a mi me toca currar mañana hasta las diez de la noche… Así que mi finde va a ser un poco corto… pero son cosas que pasan… Además, ¡No pasa nada! Porque… ¡¡Ha llegado el Royal Summer de la Reina Lectora!! Y viene cargadito de novedades, de Lecturas Conjuntas y de Booktours… Y a mi me encantaría participar en todos pero ahora mismo me es imposible (Breve espacio para la autopromoción: estoy inmersa en la promoción de mi nueva novela que participa en el concurso de Amazon, Miradas Perdidas. ¿Aún no lo has leído? Click aquí… Y ahora volvamos al post).

Así que cuando vi las lecturas, vi que había dos que yo ya tenía en mi lista de pendientes, es más… las compré el mismo día de su publicación. La primera de ellas es El lamento de los inocentes de Marcos Nieto. 

Marcos es, además de un gran escritor, un buen amigo (aunque a veces sea un poco borde ;P ). Y me da un poco de cosita estar en la LC porque sé que me va a costar ser imparcial. Pero me encantan las LC, compartir opiniones con otras lectoras y te “obliga” a marcarte un ritmo de lectura.

Así que… Empezamos a leer el libro de Marcos. Que sé que me lo voy a ventilar en un día como ya hice con El asesino indeleble. Por cierto, espero que éste me guste lo mismo o más…. El listón está alto 😉

¡¡A leer!!

Bicos, sed felices

Miradas Perdidas: Dossier

Miradas Perdidas ha comenzado su aventura y lo ha hecho de una manera increíble. Directo al top 100 tanto en general como en sus dos categorías. Increíble.

Hoy os quiero dejar un precioso dossier que ha hecho la Reina Lectora (si eres autor deberías contactar con ella sin dudarlo). Podéis descargarlo sin problema 😉 Y si después queréis darle una oportunidad a mi libro… Solo tenéis que hacer click en la imagen de la portada 😀

Dossier Miradas Perdidas

El sueño de escribir: Rake M. de Levalois

Lunes, y volvemos con mi sección favorita de este modesto blog (¿aún no os habéis suscrito? ¡Vamos, que es gratis!). Hoy nos visita una escritora novel que acaba de publicar su primer libro (pero que lleva mucho tiempo escribiendo): Rake M. de Levalois. 

Conocí a Rake por casualidad. Es más… Fue ella quien me reconoció a mi en el mundo 1.0 (y mis mejillas coloradas). Desde entonces la seguí también en Twitter y cada día que pasa me cae mejor y me encandila. Es más… Yo ya tengo su libro en mi kindle para sumergirme en su lectura durante este verano. 

Os dejo con ella. 😉

  1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

Pues la verdad es que pocas. Creo…Eso sí, soy prácticamente incapaz de escribir en la tablet o el móvil, es como si se me reseteara el cerebro. Sólo puedo hacerlo en papel con lápiz o pluma, nunca boli o en el ordenador, preferiblemente en silencio, sobre la cama con laspiernas cruzadas y a oscuras. Mi fisioterapeuta me ama por esto.

2. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

Ufffff… es que empecé muy pronto y es algo que hago casi compulsivamente, pero… si no me equivoco, uno enorme que me regaló mi abuelo con los cuentos de Hans Christian Andersen. Poco después cayeron en mis manos David Copperfield, Miguel Strogoff, Sandokan, El príncipe mendigo, la bibliografía completa de Julio Verne… Aunque el que más recuerdo es, indudablemente el mejor libro de fantasía escrito jamás, “La historia interminable”.

3. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar? 

“La Divina comedia” y “El Silmarillion”. En ambos, en la página 14 ya me quería morir.

4. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos? ¿Cuál fue tu primera historia?

Jajajaja, pues la verdad es que varios de mis primeros poemas están en mi libro, “Luna de Obsidiana”. El primer relato que escribí se llamaba “En un mundo de sueño”, a los ocho años y por desgracia no la conservo.

5. ¿Cómo decides el título de tus obras?

La verdad es que no lo pienso demasiado, suele saltarme al cerebro y así lo dejo.

6. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Me dejo llevar por la historia totalmente. Muchas veces no sé lo que he escrito hasta que termino y lo leo.

7. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro? Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

¡Lo admito! Jajajajajaja. Probablemente la revisión, que es interminable. Por mucho que leas, releas y vuelvas a empezar otra vez con una lupa, siempre se te escapa algo. Eso sí que es una auténtica historia interminable.

8. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro?

“Por fin, joder” y un inmenso orgullo que pocas veces había sentido antes.

9. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno? ¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

Pueeees… (saliendo humo de los engranajes del cerebro) sí. A los 15 años escribí una pequeña obra de teatro sobre una casa encantada y el rey de los fantasmas (de cuyo nombre no quiero acordarme) era tan malo malísimo, plano y sin matices que me costaba un montón escribir su parte.

10. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

Empecemos con lo bueno siempre que además es de lo que más hay. El orgullo propio por haberlo conseguido, el de la gente que te quiere, la profunda satisfacción de un trabajo terminado, de ver tu trabajo ahí, donde siempre debió estar. En las páginas de ese libro que es el fruto de tu sudor, de tus lágrimas, de tus sonrisas, tus ilusiones y tu todo.

¿Lo peor? Darse cuenta de las pocas oportunidades que la mayoría del público y las editoriales dan a los escritores noveles a los cuales, en vez de animar, frustran por no tener nombre aunque les sobre calidad.

11. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

Pues te parecerá un sueño raro, pero me gustaría demostrar que Dios no existe. Ninguno. Quizás así muchos de los problemas que hay en el mundo desaparecerían. También me gustaría estudiar psicología (esto es un poco más normal, así piensas que sólo estoy medio loca) me fascina la mente humana. ¡Ah! Y escribir algo relacionado con las leyendas del rey Arturo. Soy una incondicional de la materia.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido

 Una película El ejercito de las tinieblas

 Un deporte Natación

 Un color Azul Klein

 Una canción Sweet child o’mine

 Un grupo de música Guns and Roses

 Un actor/actriz Kevin Spacey/Meryl Streep

 Una ciudad Edimburgo

 Comida favorita Pizza

 Una estación Primavera

 Un adjetivo para definirte ¿Friki es un adjetivo?

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

“Luna de obsidiana” es un libro en el que he amistado la poesía tradicional con la moderna conservando el primigenio sentido de la poesía: su oralidad. Nace para ser recitada y por eso está tan cuidada la rima, la sonoridad y la prosodia. La obra contiene unos versos que no dejarán indiferente a nadie, sea amante del género o no.

Por otro lado, los relatos son intensos, absorbentes, con una temática variada que aleja el hastío de la lectura. Profundamente descriptivos, pero con un ritmo nada solemne que conseguirá hacer que el lector se sienta inmerso en ellos hasta el punto de sentir realmente que lo está viviendo. Que puede verlo.

A que os habéis quedado con ganas de más… Pues dad click aquí y sumergiros en su Luna de Obsidiana. Bicos y sed felices

Miradas Perdidas: significado de los nombres

Hola a todos… Ya estamos aquí otra vez. ¡¡Por fin ha salido Miradas Perdidas!! Y estoy como loca… ¡¡Qué nervios!! Tengo un nudo en el estómago a la espera de que lo vayáis leyendo… A la espera de vuestros comentarios (ya sabéis, comentad en Amazon y Goodreads, por fiiiiiii…).

Mientras os voy a poner una pequeña anécdota… El significado de los nombres de los protagonistas. Primero lo que significan en general y luego lo que significan para mi 😉

ALDARA:

Aldara es un nombre de origen germánico derivado de “Aldewara” y compuesto por “ald-” que significa “viejo, respetable, eminente” (raíz también de “old” en inglés) y “-war”, “sabio”.

Aldara ha sido un nombre utilizado sobre todo en Galicia ya que allí fue muy importante la figura de Doña Aldara Eriz, llamada popularmente como Santa Aldara o Ilduara. Doña Aldara Eriz fue una dama noble y poderosa en la Galicia del siglo X. Estaba casada con el conde Gutier Menéndez y fue la fundadora de los monasterios de San Salvador de Celanova y Santa María de Vilanova en Vilanova dos Infantes. También fue la madre del ilustre San Rosendo, abad y fundador de varios monasterios, obispo de Mondoñedo y virrey del rey asturleonés Odón II.

La festividad de santa Aldara se celebra el 20 de diciembre.

Los nombres de Aldara e Ilduara han sido interpretados como variantes del mismo nombre durante mucho tiempo, de ahí que Santa Aldara y Santa Ilduara se refieran a la misma persona. Estudios modernos apuntan a que en realidad se trata de nombres con etimología distinta. Así, se cree que Ilduara procedería de “Hildewara”, formado por los elementos “hild-“, cuyo significado es “guerrero”, y “-war”, “sabio”.

En la Galicia actual el nombre de Aldara se ha recuperado y está ganando en popularidad como nombre regional. No se trata Aldara de un nombre propiamente gallego pero sí de tradición gallega.

Aldara es un nombre rotundo y dulce a la vez, el nombre de una gran dama.

¿Qué significa para mi? ¿Por qué elegí este nombre? Os voy a ser sincera… Miradas Perdidas surge de una escena que escribí hace unos años y que había dejado en mi cajón de cuadernos esperando su turno… Y en esa escena la protagonista se llamaba… Antía. Pero claro… Ya tenemos una Antía en Sueño de Cristal, no era cuestión.

Tenía algo claro, tenía que ser un nombre gallego. Es una manera de homenajear a una tierra que llevo siempre conmigo, latiendo en mi sangre. Y, además, con mucha probabilidad no encontraréis muchas protagonistas así.

 

RAUL

El nombre español «Raúl» proviene del francés Radulfo (no confundir con Rodolfo), o del latín Radulfus y Radolfus, y estos del nombre germano Raðulfr, que en alto alemán antiguo está compuesto por el prefijo raðrad o rat, que significa ‘aconsejar’, y del sufijo wulf o ulfr, que significa ‘lobo’. Así pues, el nombre significa en origen ‘poderoso consejero’ o ‘consejero valiente’.

Raúl es un nombre de tradición francesa cuya influencia llegó a Cataluña en el siglo VIII en la forma Radulfus y Radolfus.

Con la conquista normanda, el nombre se exportó a Inglaterra, donde en el siglo XVII adquirió su forma moderna de Ralph, que a principios del siglo XX pasó a Alemania como Ralf.

 

¿Y por qué este nombre? esta respuesta es muy fácil. Raúl es mi nombre favorito de chico. Si hubiera tenido un niño le hubiera llamado así. Y, también, es el nombre que mis padres me hubieran puesto a mi si hubiera sido un chico jejejeje.

 

Así que… eso es todo. Conocéis un poquito más sobre Miradas Perdidas… Ahora os toca leerlo y decirme qué opináis… ¿Cómo? Muy fácil… Click en la foto.

 

Miradas perdidas: comienzo

Hola a todos,

¿cómo se presenta el finde? el mio con muchos nervios… Porque sí, ya llega. Tantos meses de trabajo, tantas ilusiones puestas, tantos momentos de bloqueo, tantas veces de ponerse de nuevo en pie… por fin llega el momento cumbre… Que no el final. Todo lo contrario. Ahora llega el momento de la publicidad, el marketing… Esas cosas que sabéis que me “encantan” (matadme, por piedad). Pero bueno… como sé que me queréis (un poquito aunque sea) estoy segura de que me ayudaréis a llegar a más gente (recordad que hay un concurso en juego 😉 ).

Y para que abráis boca, para que estas 48 horas (algo menos) se os haga menos duras (tengo que fanfarronear un poco, perdonadme… 😛 ), os voy a dejar cómo comienza Miradas Perdidas. Espero que os guste. bicos, sed felices.

 

CAPÍTULO 1: LAS NOTAS…

Llovía. Diluviaba de una manera casi apocalíptica. Normalmente le gustaba la lluvia pero precisamente ese día no estaba de humor. Había tenido que llevar el coche al taller. Sintió un escalofrío recorriéndole el cuerpo al recordarlo. Si solo hubiera sido el cristal y los faros rotos se hubiera cabreado, y ya está. Pero esa maldita nota insertada en el parabrisas la hizo estremecer. Había sido lo primero que le había llamado la atención al ver su coche aparcado en el parking. El brazo del limpia estaba roto, apuntando al cielo, con la nota clavada como si la estuvieran apuñalando.

La editorial le había ofrecido un coche mientras el suyo estaba en el taller. Nadie se explicaba cómo era posible que alguien entrara en el garaje de las oficinas durante la mañana y, a plena luz del día, hubiera hecho todo eso sin que el guardia lo viera.

Les había dicho que no hacía falta. Y ahora se regañaba a sí misma. Ella y su maldita autosuficiencia. Aunque no era solo eso. No podía quitarse la idea de la cabeza de cómo habría entrado esa persona al parking privado de la empresa. Tenía que ser alguien de dentro. Prefería moverse en taxi o en transporte público.

Se sonrió a sí misma. Se puso la capucha y salió del edificio con paso decidido. No iba a dejarse llevar por el miedo. Se negaba en redondo. Atravesó la plaza y se dirigió a la calle principal. Se volvió para mirar hacia el alto edificio que rasgaba el cielo de Madrid. Varias ventanas estaban iluminadas. Un escalofrío le erizó los pelos de la nuca. Otra vez esa maldita sensación de que alguien la observaba. Por mucho que aquel policía le hubiese quitado importancia diciéndole que había sido un simple acto de vandalismo… Ni siquiera había cambiado de opinión cuando le había dicho lo de los mails y mostrado la nota.

Un rayo iluminó el cielo. La tormenta iba enfureciéndose por segundos. Decidido. Cogería un taxi. Si no, llegaría aún más empapada a casa y ya lo estaba bastante. Además, necesitaba llegar pronto, darse una ducha, ponerse algo calentito, hacerse algo rápido para cenar, tirarse en el sofá, bajo la manta y ver algo lígero en la televisión.

No tardó mucho en parar un taxi. Y antes de lo que esperaba había atravesado Madrid y el coche se paraba delante de su portal. Agradeció que el hombre no se hubiera empeñado en mantener una conversación. No tenía ganas. Solo quería quitarse sus zapatos y olvidarse de todo.

La tormenta había ido aumentando desde que había cogido el taxi. Corrió hasta el portal. Lo abrió y se sacudió levemente. Estaba helada. Vio que tenía el buzón lleno. Cogió todo lo que había sin mirar y subió a su casa. Tiró el correo encima de la mesa y se dirigió directa a la ducha. El agua caliente sobre su cuerpo la relajó y le hizo olvidarse de todo. Enfundada en su albornoz se dirigió a la cocina. Pilló una cerveza del frigorífico y volvió al salón. Una de las mejores cosas de vivir sola era poder andar el albornoz o en ropa interior por la casa. Algo bueno tenía que tener esa maldita soledad.

…. CONTINUARÁ el 2 de Julio 😉

 

El concurso Amazon y yo

Hola a todos,

Aquí estamos otra vez, colándome en vuestro tiempo, dándoos las gracias por dedicar unos minutos a leerme. Sí. Siempre quiero decíroslo y luego se me olvida. Y es que cuando escribimos y soltamos nuestras “reflexiones”, relatos y demás a la red siempre damos por supuesto que es digno de ser leído y comentado… y muchas veces nos olvidamos que todo el mundo tiene su tiempo, su agenda loca, etc… Así que antes de meterme a contaros mi rollo habitual, GRACIAS por compartir este tiempo conmigo.

Bueno… Vamos al tema. Llegó el verano y con él llega la locura en forma de Concurso Amazon (este año renombrado como “premio literario 2017”). Ya os hablé de mi experiencia en los dos primeros meses de concurso del año pasado (Ya sabéis, click aquí si queréis leerlo). El último mes, del que no os hablé, fue igual de intenso y con muchas alegrías al descubrir que muchos blogs y páginas (Algunas tan relevantes como Eriginal Books) ponían a Sueño de Cristal como finalista. Al final no lo fue pero la experiencia fue única.

Y aquí estamos otra vez. Cuando terminé el Concurso empecé a escribir la segunda parte de Sueño de Cristal. Los que me conocéis desde antes de la publicación de este libro sabéis que no tenía muy claro si hacer una segunda parte del mismo. No soy mucho de biologías (menos aún de trilogías). Creo que muchas veces (¡ojo, digo muchas veces, no siempre!) las sagas alargan innecesariamente historias solo por intentar estirar algo que creen que ha funcionado y no aportan nada nuevo. Siempre dije que haría una segunda parte si venían las musas (¿existen las musas? Mmmm… creo que eso da para otro post), segundo si creía que la historia que quería contar aportaba algo nuevo, no una repetición de la primera novela y tercero si la obra era tan buena o mejor que Sueño de Cristal.

Pues así me encontraba yo, con mil historias en la cabeza, con Antía diciéndome que quería que siguiera con su historia… Cuando releyendo viejos cuadernos… me encontré con una escena que había escrito años atrás y había dejado aparcada esperando su momento… Y Aldara me gritó con fuerza. Aldara y Raúl estaban ahí, agazapados guardando su turno. Pero son dos personajes fuertes, con rabia, muy impulsivos… y no querían estar más tiempo allí, en el cajón. Querían que os mostrara su historia.

Y yo que nunca fui de marcarme fechas (soy una escritora alocada e impulsiva, creo que a la inspiración no se le pueden poner horarios…) decidí que quería terminar esta historia para presentarla al Concurso.

Eso me conllevaba dos retos.  Primero el que ya os he dicho. El tiempo. Porque tenía que escribirla, repasarla, re-escribir lo que está mal, que lo lean tus lectores cero, que te lo corrijan, la portada, sinopsis, maquetarla… Una verdadera odisea con un tiempo que se agota rápidamente…

Y el segundo… Tras la gran acogida que tuvo Sueño de Cristal no podía presentar algo que no estuviera a su nivel o más alto… ¿Lo he conseguido? Realmente quienes tienen que decidirlo sois vosotros. Eso sí, ya os lo advierto, es una novela completamente diferente al anterior.

Este post se llama “El concurso Amazon y yo” y os estoy contando un rollo sobre mis libros… Claro, que tienen relación. Por supuesto… Pero este post iba a hablar de mi relación con este concurso. Muchos compañeros escritores están escribiendo grandes entradas en sus blogs explicando por qué se presentan y por qué no… todas opiniones muy válidas y que yo apoyo porque son decisiones pensadas y meditadas y razonadas. Nunca hay una verdad absoluta, nunca llueve para gusto de todos y nunca podemos decir que nuestra decisión es la correcta. Porque cada uno nos encontramos en nuestro punto del camino y todos son muy respetados y maravillosos.

¿Por qué me presento yo? Primero porque creo que Miradas Perdidas puede sorprender, porque cumple mis expectativas (y diréis, claro, es tuyo… pero no… muchas veces somos nuestros más feroces críticos). Segundo porque una vez que tienes una obra con la que te sientes bien (y ya os contaré en otro post que no ha sido un proceso fácil) el concurso amazon da una oportunidad, da una visibilidad… que no encuentras en otro lado.

Sé que es díficil, son dos meses de matarte a publicitarte…. y yo quiero buscar maneras originales, no quiero volveros locos, no quiero aburriros… Lo voy a intentar, de corazón. Y quiero que os sintáis integrados en este proceso… Si tenéis una idea, si queréis compartir algo, etc… yo solo puedo volver a daros las gracias. Porque ser finalista en este concurso depende en gran parte de vosotros. Porque Amazon lo dice claro: los finalistas se elegirán por viabilidad comercial. No lo ocultan. Nos importan más las ventas que la calidad. Y no, no me vais a ver criticándolo. Porque es su concurso, son sus normas, y somos nosotros los que decidimos o no apuntarnos.

Así que el día 2 de julio Miradas Perdidas sale a la venta y dependo de vosotros para tener opciones. ¿Cómo me podéis ayudar?

  • Comprando el libro (lógico)
  • Compartiendo fotos del libro
  • Usando el HT #MiradasPerdidas
  • Diciéndoles a vuestros amigos y parientes que compren mi libro
  • Y todas las maneras creativas que se os ocurra.

Yo intentaré correspondéroslo. Gracias de corazón, otra vez.

¿Seguimos soñando juntos?

El sueño de escribir: Noelia Medina

Sí… Hacía mucho que no entrevistábamos a alguien en mi sección “El sueño de escribir” pero es que la preparación de Miradas Perdidas (ya sabéis, el domingo todos preparados para adquirirlo 😉 ) me ha tenido absorvida. Y volvemos a la acción. Y hoy tenemos a Noelia Medina con nosotros.

Conocí a Noelia en el Books Ladder que se celebró en Abril en Barcelona. Y tanto me encandiló que salí de allí con uno de sus libros firmado. Y hoy la tenemos con nosotros, porque estoy segura de que os encantará. ¡A leer!

1. Los artistas tienen la fama de maniáticos… Cuéntanos cuáles son tus manías a la hora de escribir.

¡Quizá es para lo que tengo menos manías! Casi ninguna, diría yo… Café al lado cuando abro el ordenador por la mañana y lo mismo cuando lo hago por la tarde.

2. ¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

No recuerdo mi primer libro, comencé a leer desde muy muy pequeña. Pero si recuerdo los primeros que me marcaron (quizá porque era así de enana y me leía los de mi hermano del instituto) Campo de fresas, Nunca seré tu héroe, No sin mi hija…

3. ¿Y cuál es ese libro que nunca conseguiste acabar?

Suelo hablar de los que devoré, pero nunca de los que no conseguí terminar. Sabes que a la hora de elegir una lectura nos dejamos guiar por la opinión de otros lectores… Y me resulta algo tan subjetivo, que no me veo en el derecho de influir en esas decisiones negativas.

4. La mayoría de los escritores lo hacen desde pequeños aunque no se deciden a publicar hasta mucho más mayores. ¿Conservas tus primeros escritos? ¿Cuál fue tu primera historia?

¡Ojalá! Yo lo tenía todo escrito… Agendas, libretas, diarios, etc. Y todo se fue perdiendo con el tiempo. Mi primera historia fue un romance que tengo pensamiento de publicar algún día y es mi favorita. Supongo que a todos nos pasa con nuestros primeros libros.

5. ¿Cómo decides el título de tus obras?

Me salen sin pensarlos y sin dar muchas vueltas. A veces antes de escribir la historia, otras mientras la escribo, pero nunca al final.

6. ¿Planificas tus obras o te dejas llevar por la historia?

Me dejo llevar, sin duda. No me gusta planear y, las pocas veces que lo he intentado, la historia ha seguido su curso dándole tres patadas a mis planes xD

7. Admítelo, ¿A que te cuesta más hacer la sinopsis que el libro? Ahora en serio, ¿Cuál es para ti la parte más difícil dentro del proceso de creación y publicación de un libro?

Sí, es un horror, y creo que todos pensamos igual. Junto con la portada, la sinopsis es la cara de tu historia, lo que debe convencer… Y esa presión se nota. La espera. La espera de revisión, la espera de corrección, de maquetación… Y da igual si me lo hacen todo en un mes, soy tan impaciente que se me hace insoportable.

8. ¿Qué piensas cuando ves tu nombre en la portada de un libro?

Lo primero que se me viene a la cabeza: «es mío». Y después lo analizo bien y lo flipo Jajajaja.

9. Es normal “enamorarse” de tus personajes, pero… ¿has odiado a alguno? ¿Cuál es con el que te ha sido más difícil empatizar?

Sí. Flávia, personaje secundario de Aitor, la próxima novela que verá la luz. Los vives tanto, que da igual bueno o malo, al final los sientes.

10. Cuéntanos una buena y una mala experiencia que te haya sucedido desde que publicaste tu primer libro.

La mala, la peor y la única que me ha hecho sufrir en este mundo ha sido la estafa tan grandísima que sufrí con mi primera editorial. Se quedaron con mi dinero, me hicieron creer que mi libro no le interesaba a nadie y me intentaron hundir.

La buena, quedándome solo con una, el resurgir de ese libro, las alegrías, el ver que realmente sí apuestan por mí y que mis historias, en mayor o menor medida, llenan a los lectores. Las personas que estoy conociendo, la felicidad de hacer lo que me gusta… Con las cosas buenas me podría pasar aquí el día, por suerte.

11. Plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ¿Cuál te falta? Y si los has hecho todos, ¿Qué sueño añadirías?

Me falta el hijo y muchos sueños por cumplir. Realizar sueños es lo más bonito que he hecho en mi vida, así que me encantaría seguir cumpliéndolos por el resto de ella.

Y porque no solo de libros vive el escritor… Un cuestionario rápido

 Una película Matilda

 Un deporte Bailar

 Un color Rosa

 Una canción No dejes de soñar – Manuel Carrasco

 Un grupo de música Aquí me has pillado, ninguno en especial se me viene a la cabeza.

 Un actor/actriz Ian Somerhalder

 Una ciudad Cualquiera de Italia

 Comida favorita Pasta (de cualquier manera)

 Una estación Me gustan todas, pero el verano me mola más.

 Un adjetivo para definirte Impaciente

Y para terminar, un momento para publicitarte, ¿Por qué los lectores deben comprar tus libros?

Ains… Esto me cuesta muchísimo trabajo. Porque en mis libros pueden encontrar de todo y una infinidad de variedad de uno a otro. Romance siempre, sí, pero tocando todos los palos. Juvenil, erótico, acción, humor… ¡Y porque tenemos que darle oportunidades a los escritores desconocidos!

y si como yo os habéis enamorado de esta maravillosa y dulce escritora… Sólo tenéis que dar aquí bicos, sed felices