Tengo ganas de ti

Tengo ganas. Ganas de ti. Ganas de tus manos en mi piel, de las mías recorriendo tu cuerpo. Tengo ganas de volver a saborear tus labios, de perderme en ti. Tengo ganas de notar tu corazón palpitando a toda velocidad, golpeando mi pecho, volviendo loco al mío… Tengo ganas de sentir tus labios recorriendo mi cuello, mordisqueándolo; de notar tu voz susurrándome al oído lo que deseas hacerme… Y volverme loca en ese pensamiento, en esa fantasía que quiero hacer realidad.

Tengo ganas. Ganas de ti, de tus brazos alrededor de mi cuerpo, de notar tu abrazo firme, sensual, apasionado… De sentir tu abrazo que pide a gritos un cuerpo que le rodee, que le ame, que le diga que está ahí, que seguirá ahí cuando el polvo acabe… Y que volverá a buscar el siguiente.

Tengo ganas. Ganas de ti. Ganas de tu mirada pervertida recorriendo mi cuerpo. Ganas de notar el deseo dominando cada poro de mi piel. Ganas de que me estampes contra la pared, que me subas a una mesa, que me tires sobre una cama, sobre un sofá… O en el mismo suelo.

Tengo ganas. Ganas de ti y de tu sabor. Ganas de sentirte dentro de mí. Ganas de sentir como te vas en mi interior. Ganas de notar como destrozas mi cuerpo en un orgasmo que me hace temblar, que me hace gemir, que me vuelve loca…

Tengo ganas de que me quites todas estas ganas. Tengo ganas de que vuelvas a crearme más ganas… Y así… Encendiendo y consumiendo este incendio que siento con solo pensar en ti y en tu cuerpo.

Tengo ganas de ti.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.